Senado de Texas aprueba proyecto para limitar derecho al voto

Washington, 30 may (Prensa Latina) El senado del estado norteamericano de Texas aprobó en la madrugada de hoy un proyecto de ley con diversas disposiciones que obstaculizan el derecho al voto a amplios sectores de la población.


Expertos señalan que esta es una de las nuevas leyes de votación más restrictivas de la nación norteña, entre otros factores porque incluye menos formas de emitir el sufragio y más sanciones penales para quienes violen los procedimientos establecidos por la legislación.


La disposición de gran alcance, conocida como Proyecto de Ley 7 del Senado, fue aprobada por los legisladores republicanos alrededor de las 06:00, hora local, tras casi 10 horas de objeciones por parte de los demócratas, quienes prácticamente no tienen forma de evitar que se convierta en ley.


Pero esta iniciativa legislativa aún debe aprobar una votación final en la Cámara de Representantes del estado más tarde el domingo para llegar al despacho del gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, quien se espera que lo firme.


Según la agencia Associated Press, alrededor de la medianoche, los republicanos ejercieron su mayoría para suspender las reglas que normalmente prohibirían votar sobre un proyecto de ley que no se había publicado al menos 24 horas antes.


Esto hizo que los demócratas protestaran como una violación del protocolo que les negó a ellos y al público el tiempo para revisarlo.


La medida de 67 páginas eliminaría los centros de votación de autoservicio y aquellos que abren las 24 horas, ambos introducidos el año pasado en el condado de Harris, el bastión demócrata más grande del estado, y permitiría a los observadores electorales partidistas más acceso a los lugares de votación.


La votación en el Senado de Texas se produjo poco tiempo después de que se hiciera pública una versión final del proyecto de ley el sábado, tras lo cual el presidente Joe Biden criticó la medida y la señaló como “un asalto a la democracia”.


Tras los comicios del 3 de noviembre de 2020, en las que Biden venció al aspirante a la reelección, Donald Trump, legisladores republicanos en Estados Unidos comenzaron a presentar proyectos destinados a limitar el acceso al voto a quienes tienden a apoyar a los demócratas.


A finales de marzo pasado, el gobernador de Georgia, Brian Porter Kemp (republicano), firmó una legislación que restringe el acceso al voto en el territorio, al introducir requisitos de identificación de votantes más rígidos para el sufragio en ausencia, entre otras disposiciones.


En Missouri, Arizona y Montana, las respectivas cámaras legislativas estatales controladas por los republicanos presentaron medidas similares.

Según el diario The Hill, especializado en temas legislativos, en todo Estados Unidos se introdujeron en los últimos meses más de 250 proyectos de ley en 43 de los 50 estados, que restringirían el acceso a las urnas y afectan de manera desproporcionada a las minorías y a los votantes de bajos ingresos.

Más noticias: