Crea OMS compendio de tecnologías sanitarias para países pobres

Ginebra, 2 sep (Prensa Latina) La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró un compendio de 24 nuevas tecnologías del sector que pueden utilizarse hoy en países de bajos recursos para enfrentar la Covid-19 y otras enfermedades.


La lista de la entidad sanitaria incluye artículos que van desde un colorante para  añadir a la lejía y detectar a simple vista las superficies y los objetos no esterilizados, hasta equipos más complejos pero fáciles de usar, como un sistema portátil de monitorización respiratoria.


A ello se suman ventiladores con batería de larga duración que pueden utilizarse sin electricidad o cuando la alimentación eléctrica es irregular y un contenedor marítimo útil para la  atención de la salud en situaciones de emergencias.


Otra de las tecnologías mencionadas es un concentrador de oxígeno alimentado por energía solar, el cual ha sido muy eficaz para tratar la neumonía, padecimiento que mata anualmente a 900 mil niños en todo el orbe.


Diversos estudios han demostrado que un acceso fiable al oxígeno puede reducir en un 35 por ciento las muertes infantiles por neumonía y dada la escasez de oxígeno en numerosos países, los concentradores son una herramienta fundamental para el tratamiento de los pacientes hospitalizados por Covid-19, recalcó la OMS.


Un ejemplo crucial de las nuevas herramientas tecnológicas, refirió la organización, es una aplicación para teléfonos inteligentes que permite al usuario registrar instantáneamente mediciones precisas de la tensión arterial.


La entidad resaltó que el compendio ofrece una evaluación completa de las tecnologías, realizada por un grupo de expertos internacionales sobre la base del cumplimiento de especificaciones en cuanto a desempeño, calidad y seguridad.


Además, evalúan la idoneidad en entornos de bajos recursos; la asequibilidad; la facilidad de uso; y el estado de aprobación reglamentaria.


“Esta información es vital para ayudar a los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y los financiadores a decidir qué productos adquirir”, aseveró la organización mundial.


El objetivo principal del compendio es seleccionar y valorar las tecnologías que pueden tener un impacto inmediato o a futuro en la preparación y la respuesta frente a la COVID-19, así como mejorar potencialmente los resultados sanitarios.


“Las tecnologías innovadoras están acelerando el acceso a la atención de la salud en todas partes, pero debemos asegurarnos de que estén fácilmente disponibles a un precio justo y con garantías de calidad”, dijo la Subdirectora General de Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios de la OMS, Mariângela Simão.