4 muertos y 141 hospitalizados en EE.UU. por monóxido de carbono

Washington, 7 sept (Prensa Latina) Funcionarios de Salud de Estados Unidos anunciaron hoy que cuatro personas murieron y otras 141 están hospitalizadas en Louisiana por intoxicación de monóxido de carbono tras los cortes de electricidad provocados por el huracán Ida.


El Departamento de Salud del estado sureño alertó que la intoxicación masiva fue causada por los equipos del hogar que operan con gasolina y los generadores eléctricos, utilizados en medio de apagones.


Las autoridades llamaron a la población a mantener a seis metros de cada vivienda esos artefactos, que son muy peligrosos por la expulsión de gases tóxicos.


“Nunca use un generador dentro de una casa o afuera cerca de una ventana abierta”, alertó el Departamento.


El monóxido de carbono no se puede ver u oler, por lo que la intoxicación puede ocurrir en minutos sin que la persona lo perciba, mientras se debilita la habilidad de la sangre para transportar el oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo.


La agencia de salud instó a las familias a colocar un detector de emisiones en cada vivienda y acudir al médico ante dolor de cabeza, mareos, debilidad, malestar estomacal, vómitos, dolor en el pecho y confusión.


En Luisiana y Misisipi se restablece la electricidad lentamente, después de que más de un millón de personas quedaron sin este servicio por los vientos del potente huracán de categoría 4 en la escala Saffir Simpson de 5.


Según el portal poweroutage.us, 400 mil personas permanecen sin electricidad más de una semana después del paso del fenómeno meteorológico.


El monóxido de carbono es especialmente peligroso para bebés, mujeres embarazadas, adultos mayores, hipertensos, asmáticos y animales domésticos.