Luis Miguel, icono y embajador de la música mexicana en el mundo visita Aguascalientes

Esta noche, en el estadio de Béisbol Romo Chávez, miles de fanáticos se dieron cita en punto de las 21:00 hrs.

Para ver brillar al “SOL DE MÉXICO”.
Las expectativas muy altas, el entorno, matizaba el escenario perfecto, luna llena, cielo estrellado, clima agradable, estadio lleno; los ingredientes necesarios para la creación de una noche perfecta.

Minutos después de las 9 de la noche, “Luismi” apareció en el escenario, elegante y con esa sonrisa característica de él. El público, enaltecido, entre aplausos y gritos le da la bienvenida a tierras hidrocalidas.

Pero, no todo fue como el público esperaba, conforme avanza el espectáculo, el público se volcó en contra de quién hace algunos años era el ídolo de tantos. Una voz desgastada, poca calidad vocal, es lo que mostró y fue muy evidente al intérpretar “LA INCONDICIONAL”.

Por momentos, durante el concierto, se escuchaba el abucheo de la gente que pago un boleto, por cierto nada barato, para manifestar su descontento al ver que “el sol” ya no brillaba como antes.

Las expectativas que tenía el público se fueron por los suelos, al ver en verdad el espectáculo que por tanto tiempo habían esperado, y que este no fue tal y como se esperaba.

La época dorada de Luis Miguel ha pasado, el tiempo de éxito, de gloria, de talento ha quedado atrás y es que, cabe mencionar, que Aguascalientes, no ha sido el único estado que ha sido testigo de estás actuaciones decepcionantes.

Queda la certeza de que “El sol de México” está comenzando su ocaso.

Deja tu comentario