Polarización nacional con Trump y Biden

Washington, 16 oct (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el candidato electoral demócrata, Joe Biden, pusieron de manifiesto la polarización nacional en sus respectivos debates televisivos, para acuñar el término “dos países, un sistema”, remarcan hoy los medios.


La prensa analiza en profundidad el contrapunteo efectuado entre Trump y Biden ayer, que no tuvo el formato tradicional del cara a cara, sino uno ajustado a la nueva realidad dejada por la pandemia de Covid-19.


Así, el mandatario asistió a una comparecencia transmitida por las cadenas NBC, MSNBC, y CNBC, desde el estado decisivo de Florida, mientras el exvicepresidente de Barack Obama empleó la ABC para su alocución desde el no menos decisivo estado de Pennsylvania.


Los contrincantes dieron sus visiones de dos Estados Unidos; no de los dos Estados Unidos en los que quieren vivir, sino de los dos Estados Unidos en los que viven. O en los que viven sus votantes, refirió el analista Pablo Pardo.


De acuerdo con Pardo, si se escucha al presidente y su rival en las elecciones del 3 de noviembre, podría pensarse que cada uno está en un país diferente.


Biden describió una nación arrasada por la Covid-19; Trump dijo que “hemos hecho un trabajo increíble” en la lucha contra la pandemia, y que “estamos empezando a dar un vuelco a la situación”.


El demócrata habló de un país en crisis; el republicano alardeó de que, con él como presidente, “hemos tenido la mejor economía en la Historia de este territorio”.


Pese a ello, para el diario The New York Times la gran cuestión no fue la divergencia entre el titular -Trump-, y el aspirante -Biden- sino el hecho de que cada uno lanzó sus proclamas sin que el otro pudiera replicarle.


Al no confrontar las opiniones del otro cada político pudo lanzar su mensaje sin excesivos problemas, pese a las intervenciones de los moderadores y al hecho de que cada evento era lo que se denomina ‘townhall’, es decir, un acto en el cual la audiencia hace preguntas a los candidatos.


Una encuesta del Centro de Estudios Pew reveló que el 50 por ciento de los ‘liberales’ -un término que en Estados Unidos equivale a ‘izquierda’- obtienen sus noticias de cuatro medios de comunicación: las cadenas de televisión CNN y MSNBC, la radio NPR y el diario ‘The New York Times’.


Entre los conservadores, el 48 por ciento tiene como principal fuente de noticias a la cadena de televisión Fox News.


Para comprobarlo, nada mejor que los titulares de las webs de CNN y Fox News, los dos medios preferidos por cada grupo de votantes tras el debate.


‘El verdadero duelo fue entre Trump y Guthrie’, decía la primera de esas cadenas, refiriéndose a las duras preguntas que hizo al presidente la moderadora de su encuentro, Savannah Guthrie.


‘Dos de las personas que hicieron preguntas a Biden tienen vínculos con la Casa Blanca de Obama y con destacados demócratas, pero la audiencia no fue informada de ello’, declaraba Fox News.


Así, ninguna de las dos se centraba en lo que se había dicho o dejado de decir, sino en la competencia.


Aunque quien rizaba el rizo era el ‘Washington Post’, que abría su ‘home’ con un titular imbatible: ‘Trump y Biden evocan diferentes tipos de masculinidad’.


Según la empresa de medición de audiencias Nielsen, 13,9 millones de estadounidenses vieron a Biden en ABC, y 13 millones a Trump en NBC, MSNBC y CNBC.


El mensaje que optaron por recibir fue tan diferente que es difícil imaginar se pongan de acuerdo no solo en cómo solucionar los problemas del país, sino, simplemente, en cuáles son los problemas a solucionar, concluye Pardo.

Más noticias: