Carecen de vivienda digna en España dos millones de personas

Madrid, 19 oct (Prensa Latina) Más de dos millones de personas en España viven en la calle o en infraviviendas, lo que los convierte en un colectivo extremadamente vulnerable a la pandemia de la Covid-19, informó hoy Cáritas.


Bajo el lema No tener casa mata, la organización humanitaria de la Iglesia católica lanzó este lunes junto a otras entidades una campaña con motivo del Día de las Personas sin Hogar, que se celebra el 25 de octubre.


Cáritas denunció la realidad de muchas personas sin hogar o que viven en infraviviendas, lugares insalubres y dignos para poder subsistir con cierta seguridad.


Para esos ciudadanos resulta una utopía poder adoptar las medidas preventivas decretadas por las administraciones para afrontar el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, advirtió la organización en un comunicado.


“No tener casa impide tener un hogar, unas relaciones sociales normalizadas, un espacio básico de protección, además de suponer un serio impacto en la salud física y mental”, explicó Enrique Domínguez, responsable del Programa de Personas sin Hogar de Cáritas.


A su juicio, esa situación afecta a los sueños, las oportunidades, la confianza y la salud de estos individuos y, por tanto, a sus derechos.


Además, en un contexto en el que la vivienda se ha convertido en la primera línea de defensa frente al letal virus, las medidas dirigidas a la población para enfrentarlo, como aumentar la higiene, quedarse en casa o el distanciamiento social estricto, no son realistas ni posibles para quienes viven en la calle, apuntó.


Según Cáritas, esas dificultades son especialmente graves en un país como España, que adolece de un parque de vivienda social en alquiler adecuado: únicamente cuenta con cerca de 275 mil pisos de ese tipo, apenas el 1,5 por ciento del parque de viviendas principales.


Ante el agravamiento de la vulneración de ese derecho humano, reclama una ley estatal de garantía de acceso a la vivienda donde se incluyan todas las situaciones de exclusión residencial, que tenga especialmente en cuenta a las personas sin hogar.


También insiste en la necesidad de continuar con la medida extraordinaria de paralización de desahucios y desalojos sin alojamiento alternativo.

Lo de hoy: