EE.UU. con récord de hospitalizaciones por Covid-19

Washington, 29 oct (Prensa Latina) Los hospitales en algunas regiones de Estados Unidos están a punto de colapsar, tras el número récord de enfermos de Covid-19 que arriban a esos centros, reportan hoy entidades especializadas en el tema.


Más de 45 mil personas están ingresadas a nivel nacional, frente a las 30 mil que había a principios de mes, pero las cifras siguen aumentando, según el Proyecto de Seguimiento a la Covid-19.


Los nosocomios en algunas áreas del país muestran un alto nivel de tensión debido al aumento cada vez mayor de casos e ingresos, que no muestran signos de desaceleración.


El diario The Salt Lake Tribune destaca hoy que en Utah los hospitales están en una situación grave y pronto comenzarán a rechazar pacientes.


“Nuestros centros de salud no pueden seguir el ritmo de la tasa de infección”, tuiteó el jueves el gobernador de ese estado, Gary Herbert (republicano), ustedes deben entender la terrible situación que enfrentamos”.


En El Paso, Texas, las autoridades están instalando un hospital de campaña en el centro de convenciones de la ciudad, para ayudar a lidiar con el aumento de los ingresos.


Kootenai Health, un hospital en Idaho, advirtió en un comunicado la semana pasada que estaba lleno en un 99 por ciento y que muchos hospitales en el área no aceptan más enfermos porque también están llenos.


“La capacidad hospitalaria será una preocupación primordial”, dijo el doctor Amesh Adalja, investigador principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.


Si bien el tratamiento hospitalario para el coronavirus mejoró desde los primeros días de la pandemia, con nuevos medicamentos disponibles como remdesivir y dexametasona, y un mejor conocimiento entre los médicos, una vez que la capacidad se ve abrumada eso ya no es cierto, añadió.


El agravamiento de la crisis sanitaria por la Covid-19 tiene lugar solo unos días antes de las elecciones del próximo martes, mientras el presidente Donald Trump se burla de algunas de las medidas preventivas para evitar la enfermedad e insiste en minimizar el impacto del coronavirus en el país.


Trump atribuye gran parte de las cifras al aumento de las pruebas, pero el número de personas hospitalizadas por el virus cuenta una historia diferente, y aumenta los temores sobre la capacidad de los sistemas regionales de atención médica para responder a una demanda abrumadora, destaca este jueves el diario The New York Times.


Por su parte, el candidato demócrata, Joe Biden, presiona para que el gobierno federal asuma un papel más activo en la intensificación de las pruebas, y pidió a los gobernadores que impongan mandatos de máscara, entre otras acciones.


Muchos expertos piden que se impongan máscaras como mínimo y dicen que cerrar lugares como bares y cenas interiores también puede ayudar, pero en algunos estados, sobre todo en los dirigidos por gobernadores republicanos, ese tipo de medidas tienen poca acogida.


Según el diario The Hill, no se esperan medidas tan drásticas a nivel nacional en Estados Unidos como las adoptadas en naciones europeas.


Sin embargo, acota la publicación, los expertos esperan que muchos estados y localidades se vean obligados implementar al menos disposiciones específicas como cerrar bares y las comidas en interiores a medida que la situación empeora.


Estados Unidos rebasó los nueve millones 180 mil 350 casos de Covid-19, y la enfermedad provocó más de 233 mil 800 muertos, según el sitio digital Worldometer.

Más noticias: