Culpan a Bolsonaro de muertes por Covid-19 en Brasil

Brasilia, 16 jun (Prensa Latina) El exgobernador de Río de Janeiro Wilson Witzel responsabilizó hoy al presidente Jair Bolsonaro por las exorbitantes cifras de muertes por Covid-19 en Brasil, donde creó una narrativa para evitar las consecuencias de la pandemia.


“¿Cómo es posible que haya un país en el que el presidente de la República no dialogue con un gobernador de estado? Y el mandatario los dejó a merced de la desgracia”, afirmó Witzel en la comisión investigadora del Senado (CPI) sobre la gestión gubernamental ante la Covid-19.

Denunció que “el único responsable de las más de 450 mil muertes que hay (por el patógeno) tiene nombre y dirección, y debe responder aquí, en la Corte Penal Internacional, por los hechos que cometió”.


El antiguo aliado del exmilitar en la campaña electoral de 2018 que le llevaría al poder acusó además al Gobierno federal de actuar a propósito para dejar a las divisiones territoriales en un contexto vulnerable ante la crisis sanitaria causada por el virus.


“Los gobiernos estaduales estarían en una situación frágil, porque no podrían comprar insumos, respiradores e incluso atender a sus pacientes en el Sistema Único de Salud, que, aunque es excelente para un país como el nuestro, tiene dificultades”, apuntó.


La intención del Ejecutivo, insistió el exgobernador, protegido por un recurso de habeas corpus, era librarse de las consecuencias económicas de la pandemia.


Mencionó que la narrativa creada fue la de destruir el empleo, porque se “sabía que el aislamiento social traería graves consecuencias para la economía”.


Según Witzel, los gobernadores intentaron reunirse varias veces con Bolsonaro para planificar una acción conjunta durante la calamidad de salud por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, pero no pudieron hacerlo. “El Gobierno federal politizó la pandemia”, aseguró.


Precisó que a lo largo del primer año de crisis sanitaria Bolsonaro utilizó un discurso de persecución contra los gobernadores, a quienes acusó de robar.

Un Tribunal Especial Mixto votó el 30 de abril por la destitución de Witzel, quien perdió definitivamente el cargo en Río ante irregularidades en la gestión de la Covid-19.


El Ministerio Público Federal descubrió una organización criminal sofisticada, compuesta por al menos tres grupos de poder, encabezados por el gobernador.


Se sospecha que Witzel recibió al menos 554 mil 200 reales (cerca de 100 mil dólares) en sobornos de su cónyuge.


En su séptima semana de alegatos, la CPI supervisa el desempeño del Poder Ejecutivo ante la Covid-19 que cobró hasta la fecha más de 490 mil vidas perdidas y cerca de 18 millones de infectados.

Más noticias: