Pierde fuerza el gobernador de Florida, un aliado de Trump

Washington, 30 ago (Prensa Latina) El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, un bendecido por el expresidente Donald Trump, pierde terreno hoy en Estados Unidos por sus medidas sobre cómo combatir la Covid-19.


Algunas encuestas muestran una erosión en el apoyo a DeSantis, a quien se le considera un posible candidato presidencial para 2024 y se posesionó como uno de los principales enemigos del presidente Joe Biden en cuanto al uso de la máscara y los mandatos de vacunación.


En su empeño el político conservador perdió terreno luego que el estado que comanda experimentó más de 200 muertes diarias relacionadas con la Covid-19, el total más alto en cualquier momento de los últimos 18 meses, y un número máximo de hospitalizaciones.


El gobernador enfrenta críticas pues, por ejemplo, su oposición al uso de mascarillas por los jóvenes que reinician sus estudios es ilegal, según un juez de Florida citado por la cadena televisiva NBC News.


Al respecto, un comentario que suscribe Charles M. Blow, en el diario The New York Times, señaló que quizá ningún político tomó las riendas de Trump con más vigor -y efectos desastrosos- que el gobernador DeSantis, un hombre que cree que podría ser el próximo presidente republicano.


Para lograr su empeño dentro de los rojos, según el analista, DeSantis tiene que tener la bendición de Trump y ser todo lo contrario del establishment, en este caso Joe Biden y su administración.


Si Biden se desvía hacia la izquierda, DeSantis debe desviarse hacia la derecha, aunque los hospitales de su estado estén saturados y las funerarias alcancen su capacidad, apuntó Blow.


Por desgracia para el republicano, un juez de Florida rechazó el viernes su prohibición de usar las máscaras.


Atraer a Biden a la batalla abierta es lo que DeSantis quiere y necesita. Quitar la atención de la increíble tragedia que está ocurriendo en su estado, una tragedia de la que él es cómplice, precisó.


Pero, en la última semana se registraron 227 muertes diarias por el virus en Florida, en promedio, hasta el martes, un récord para el estado y por lejos la mayor cantidad en Estados Unidos en este momento.


Una encuesta de la Universidad de Quinnipiac encontró que seis de cada 10 floridanos apoyan la exigencia de máscaras en las escuelas, y el 61 por ciento dice que el reciente aumento de los casos de Covid-19 en Florida era evitable, algo que pudiera pasarle factura al político pese a que sus números son mejores que los de Biden en el estado.


Blow concluyó sobre la presunta defensa por DeSantis de las libertades con palabras lapidarias. “Sí, Florida, DeSantis está permitiendo que elijas la muerte para que él pueda tener una mayor vida política”.

Más noticias: