Muere Quino, Mafalda se queda húerfana

Buenos Aires, 30 sep (Prensa Latina) Justo un día después de que su niña, la ingeniosa Mafalda, nacida de su pincel hace casi seis décadas cumpliera año, su padre y creador, el gran dibujante Joaquín Lavado (Quino) falleció hoy a los 88 años.


La noticia la dio a conocer el editor Daniel Divisjy,  al frente de Ediciones La Flore. “Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará”, dijo.


Argentina toda llora al gran creador, quien con su pluma e inteligencia recreó un personaje que marcó para siempre la vida de la historieta hispanoamericana.

Nacido en Mendoza, Joaquín Lavado residía en Chacras de Coria, un pequeño poblado situado al norte de su ciudad natal y pese a su avanzada edad, aunque con limitaciones de salud, seguía en pie mientras su popular personaje cada día es traducido a otros idiomas.


Justo el 17 de julio, en medio de la pandemia, muchos de sus seguidores se las ingeniaron para reverenciarlo en su cumpleaños.


Considerado uno de los más auténticos dibujantes del continente, Quino supo mezclar el pesimismo con el humanismo, recrear un personaje con gran conciencia social, fuera de serie, un personaje identitario de esta nación austral y de Hispanoamérica.


Durante su prolífica trayectoria fue distinguido con la Orden Oficial de la Legión de Honor, otorgado por el gobierno francés y el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, entre otros galardones.


En twitter Argentina llora y con ella su hija Mafalda y todos esos personajes que legó para siempre.

Más noticias: