Biden firma decretos para que EE.UU. regrese al Acuerdo de París

Washington, 20 ene (Prensa Latina) Estados Unidos pretende volver al Acuerdo de París (2015) tras la firma hoy de una solicitud a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para ingresar nuevamente al grupo de países integrantes del convenio climático.


Apenas horas después de tomar posesión como el 46 presidente de la nación norteamericana, Joe Biden, rubricó la orden ejecutiva que debe hacerse efectiva dentro de 30 días.


De esta forma, el demócrata da marcha atrás a la acción del pasado 4 de noviembre, cuando Estados Unidos se convirtió en el primer país del mundo en salir formalmente del convenio de la capital francesa.


El expresidente Donald Trump había anunciado la disposición en junio de 2017, y dos años después envió un aviso a la ONU sobre sus planes para dejar el pacto aprobado en 2015 por 195 naciones.
Pero, por qué esta decisión se convirtió en noticia y ha sido en los últimos días de las más esperadas para darle marcha atrás.


Estados Unidos contribuye con alrededor del 15 por ciento de las emisiones de carbono mundiales y con su vuelta al pacto climático, esas cifras debieran disminuir.
Además, la nación norteamericana es una fuente significativa de financiamiento y tecnologías en países subdesarrollados que llevan adelante esfuerzos para luchar contra el incremento de las temperaturas.


Biden propuso durante su campaña electoral, un plan de inversiones limpias de dos billones de dólares para ayudar a que la nación logre emisiones netas cero en 2050.


Con ese fin, solo podrán expulsar a la atmósfera la cantidad de gases de efecto invernadero que sus bosques sean capaces de absorber.


Otro de los propósitos es lograr la transición hacia las energías limpias y alcanzar una generación eléctrica 100 por ciento libre de emisiones en 2035.


Cuando Estados Unidos se unió al Acuerdo de París, bajo la administración de Barack Obama, comprometió esfuerzos para reducir las emisiones entre un 26 y un 28 por ciento en 2025.


Incluso, la Casa Blanca señaló en aquella ocasión que el pacto era “el más ambicioso sobre cambio climático de la historia” y destacó que establecía “un marco duradero y de largo plazo”.


El Acuerdo de París se aprobó en 2015 dentro de la reunión del clima COP21 para lograr un compromiso entre naciones desarrolladas y en desarrollo a fin de gestionar la transición hacia una economía baja en carbono.


Su texto establece como objetivo lograr que el aumento de las temperaturas se mantenga por debajo de los dos grados centígrados con respecto a la era preindustrial.

Más noticias: