EE.UU. extiende uso obligatorio de cubrebocas durante viajes

Washington, 1 may (Prensa Latina) Los pasajeros de aviones y otros medios de transportación en Estados Unidos seguirán obligados a usar la mascarilla hasta el 13 de septiembre, para evitar la propagación de la Covid-19, informaron hoy fuentes oficiales.


Los tapabocas o nasobucos “constituyen un instrumento importante para derrotar a esta pandemia”, aún cuando alrededor de la mitad de los adultos estadounidenses ya se vacunaron contra el SARS-CoV-2, dijo Darby Lajoye, director interino de la Administración de Seguridad en el Transporte.


El próximo 11 de mayo estaba previsto que expirara la orden sobre el uso obligatorio de la mascarilla, que entró en vigor el 1 de febrero.


Esta regulación requiere que los pasajeros la usen en líneas aéreas, aeropuertos, ómnibus y trenes, entre otros medios, de lo cual se exceptúan a los niños menores de dos años y las personas con ciertas discapacidades.


Las sanciones por violar la norma oscilan entre los 250 dólares y hasta mil 500 en el caso de los reincidentes.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades informaron esta semana que quienes estén vacunados contra el virus pueden viajar, pero seguirá siendo obligatorio en dichas salidas el empleo de mascarilla, guardar la distancia social y otras medidas para evitar contagios.

Por otra parte, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijo la víspera que esa urbe reabrirá completamente el 1 de julio, después de un año de cierres debido a la Covid-19.


‘Estamos listos para que las tiendas, las empresas, oficinas, teatros, abran con toda su fuerza’, declaró de Blasio a la cadena MSNBC, un anuncio que se produjo después de que las autoridades locales administraron alrededor de 6,3 millones de dosis de vacunas en la ciudad de unos 8,3 millones de habitantes.


Sin embargo, no quedó claro de inmediato cómo encajarían los planes del alcalde con los del gobierno estatal, que tiene control sobre las restricciones operativas de los restaurantes y otros negocios.


Desde que comenzó la pandemia hace más de un año, en Estados Unidos se registraron más de 590 mil 100 muertos producto de esa enfermedad y una cifra superior a los 33 millones 107 mil 450 casos.


La declaración de De Blasio tuvo lugar un día después de que el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que dejará sin efecto en mayo el toque de queda instaurado contra la Covid-19 para instalaciones gastronómicas.


Esta disposición entrará en vigor el 17 de mayo para los comedores al aire libre y el 31 de mayo para los interiores, además de que permitió que los asientos en los bares de todo el estado reabrieran por primera vez el 3 de mayo.


Actualmente en Nueva York el número de muertos por esta enfermedad rebasa los 52 mil 400, mientras el total de contagios desde que comenzó la pandemia es superior a los dos millones 83 mil 832, según el portal digital Worldometers.

Más noticias: